Los cuentos de Ileana Ros Lehtinen y la gozadera de Berta Soler en la Habana

Por: María Carla González

Da pena para lo que ha quedado Ileana Ros, no se da cuenta que las mal llamadas “Damas de Blanco” la tienen cogida para el trajín. Ella está dispuesta a ser su portavoz y las “compañeritas” dando lo mejor de ellas, moviendo las cinturas, incluso se atreven con el fisiculturismo. ¿Cómo queda Ileana?

Anuncios

Publicado el mayo 30, 2016 en Política y etiquetado en , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: