La VII Cumbre de la AEC en La Habana, Cuba, ya es histórica

cumbre011-580x320

4 de Junio del 2016

El Consejo de Ministros de la AEC aprobó por unanimidad la Declaración de La Habana y el Plan de Acción que serán sometidos a consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno este sábado. El Canciller cubano tuvo a su cargo la apertura de la reunión extraordinaria de esa instancia del ente regional.

Tanto por la amplia presencia de Jefes de Estado y de Gobierno de la región, el nivel de las delegaciones que están presentes en La Habana, como por la fortaleza de los documentos que serán aprobados y el nivel de consenso y la proyección en cuanto a posiciones, la 7ma. Cumbre tiene ya asegurado un lugar importante e histórico para el desarrollo de la Asociación de Estados del Caribe (AEC).

En un intercambio con la prensa, Carlos Zamora, subdirector general de la Dirección de América Latina y el Caribe del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, adelantó el éxito que tendrá la cita, que demostrará —dijo— la revitalización, el desarrollo, la unidad y la consolidación en la que ha avanzado la AEC.

Los cancilleres de las naciones miembros del mecanismo, los observadores y los asociados discutieron y aprobaron en la tarde de este viernes, a puertas cerradas, los documentos que serán puestos a consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno para su aprobación hoy sábado 4 de junio.

Sobre la Declaración Final y el Plan de Acción 2016/2018, que fueron aprobados por unanimidad dentro del Consejo de Ministros para someterlos a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno, Zamora destacó que ha primado un espíritu de intercambio, consenso y unidad entre los países miembros y los asociados en una amplia gama de temas.

De importancia vital para la región será una declaración en relación con Venezuela, que ya fue aprobada por los Ministros y que, igualmente, será sometida a la consideración de los Jefes de Estado y de Gobierno.

En este encuentro, apuntó Zamora,  se pudo constatar el gran sentido de intercambio, cooperación y acercamiento a favor de la unidad caribeña, así como el grado de unidad, consenso y espíritu de los miembros de la AEC y asociados en relación con los asuntos y problemas que afectan a la región y la sensibilidad hacia los diversos temas internacionales.

Entre otras decisiones tomadas en el Consejo de Ministros, se eligió a la primera mujer que ejercerá como Secretaria General de la AEC. Se trata, informó,  de la doctora June Soomer, de Santa Lucía, elegida por unanimidad y aplausos por parte de todos los miembros y que tomará posesión el 1ro. de agosto próximo.

Se reconoció con una resolución especial el trabajo que en estos cuatro años desarrolló el colombiano Alfonso Múnera Cavadía, su esfuerzo para revitalizar la AEC en este período, lo cual fue ampliamente valorado por todos los Estados miembro y los asociados.

Durante la cita de cancilleres fue acordado también el ingreso, como observadores, de Bolivia y Uruguay, con lo cual —resaltó Zamora— prácticamente todos los países de América Latina en pleno, excepto Paraguay, están vinculados de una u otra manera a la Asociación, detalle que muestra la importancia que le advierten los latinoamericanos a la AEC.

Igualmente, fue aprobada la entrada como observador de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América-Tratado de Comercio entre los Pueblos (Alba-Tcp) lo que evidencia la importancia que ha tenido el mecanismo para la región del Caribe como impulsor de la concertación, la unidad y la cooperación entre nuestros países.

Zamora recordó que de los 11 miembros del Alba-Tcp, nueve son parte de la AEC y los otros dos fungen como observadores luego del ingreso de Bolivia, aprobado en la tarde por los Ministros.

Destacó además el consentimiento de la entrada de San Martín como miembro asociado por derecho propio a la AEC.

El funcionario del Minrex también resaltó el papel de los 24 observadores regionales y las 11 organizaciones regionales e internacionales, que desde diferentes latitudes, sean de Europa, Asia o América Latina, participan dentro de la Asociación, lo que da muestra de la presencia, importancia e impacto que tiene el Caribe en la política y la cooperación internacional, así como del peso y la visibilidad alcanzados por la AEC.

Inaugura canciller cubano Consejo de Ministros de la AEC

El ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, había dejado inaugurada en la tarde de ayer, en el Palacio de Convenciones de La Habana, esta reunión del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC).

En sus palabras introductorias, el Canciller cubano comentó el complejo momento que viven la región y el planeta, afectados por una crisis sistémica global que se profundiza y cuyas consecuencias son más agudas por los efectos del cambio climático, que afecta fundamentalmente a los países subdesarrollados, insulares y de pequeñas economías.

El fortalecimiento de la independencia, la democracia y la justicia social en América Latina son innegables, pero están amenazadas por la contraofensiva imperialista y por fuerzas oligárquicas que tienen como propósito restaurar el dominio neoliberal en la región, sostuvo el Ministro cubano.

Pese a avances, América Latina y el Caribe sigue siendo la región con más desigual distribución de la riqueza —señaló— por lo cual la toma de decisiones conjuntas, la consulta, la cooperación y la concertación siguen siendo el principal mecanismo para avanzar.

Para ello, consideró, hemos de aplicar los postulados de la Proclama de América Latina y el Caribe como Zona de Paz, firmada en enero de 2014 en La Habana, que constituye una ejemplar práctica para sembrar la unidad y la paz en la región. De igual forma, destacó la importancia cardinal de los principios de la Carta de la ONU y del Derecho Internacional.

En referencia a la AEC, Rodríguez Parrilla dijo que contamos con una organización fortalecida y especificó que los últimos cuatro años han sido de empuje, energía y optimismo. Igualmente, reconoció la «contribución inestimable» de Alfonso Múnera Cavadía, quien ha ejercido como secretario general durante los últimos cuatro años.

El Canciller de Cuba reconoció que nos queda mucho por hacer y que compartimos el deber y el compromiso de dar continuidad a estos esfuerzos en aras del desarrollo, la paz, la supervivencia y el bienestar de nuestros pueblos.

Habrá que proponerse objetivos a mediano y largo plazos. Tengo la certeza de que los debates de hoy nos permitirán hallar consenso sobre estos temas. Estoy seguro de que encontraremos respuestas a las circunstancias actuales y a las demandas de estos nuestros pueblos, concluyó Bruno Rodríguez Parrilla.

Anuncios

Publicado el junio 7, 2016 en integración latinoamericana, Política y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: