Una Promesa De Fidel

images-2

Tomado de El Siglo

El gobierno revolucionario y socialista de un pequeño país que ha ganado reconocimiento internacional porque desde sus inicios barrió con el analfabetismo.

 Impresionante me pareció la lectura de una carta escrita por Fidel  Castro en los inicios del gobierno revolucionario a una de las compañeras combatientes en la Sierra, no recuerdo si era Vilma Espín. Está reproducida en tamaño grande en el Museo de la Revolución de La Habana  y en ella Fidel le aclara que la guerra no ha terminado, que sólo terminó una de sus  fases, pero queda otra muy dura y que a esa dedicará él su vida. Se trata de la batalla contra el Norte.

¿Por qué tan impresionante? Cuando la leí habían transcurrido más de veinte años y las palabras del Comandante resonaban con mayor potencia, ya que la historia era la demostración palpable de su justeza. Un pequeño país insular sin mayores riquezas ni recursos, a sólo noventa millas del territorio estadounidense, se había convertido en la más odiosa pulga en el oído para el imperialismo norteamericano (así lo llamábamos y eso sigue siendo), causándole grandes molestias y resistiendo, desde la fortaleza de su pueblo, todos los embates.

¿Cuántas veces atentó la CIA contra la vida de Fidel? Cero resultados.

¿Cómo superaron los cubanos las privaciones y los sufrimientos generados por el bloqueo económico que le impusieron los Estados Unido, hace más de medio siglo? ¿Cómo sorprendieron a los invasores de Bahía Cochinos cuando llegaron del Norte muy seguros de que el pueblo se alzaría fogoso contra el régimen “que lo oprimía”? El pueblo se alzó fogoso, es verdad, pero fue para defender a su gobierno revolucionario, no para derrocarlo.

¿Quién no recuerda la tranquilidad con que los seguidores de la política del imperio, a raíz de la crisis que sobrevino en la isla tras la caída de la Unión Soviética, afirmaban que ya no sería necesario derrocar al régimen cubano, porque  iba a caer solo? Y vamos sumando.

El gobierno revolucionario y socialista de un pequeño país que ha ganado reconocimiento internacional porque desde sus inicios barrió con el analfabetismo, dedicó sus mayores esfuerzos a  la educación y a la medicina social, dos factores que otorgan seguridad en los seres humanos, base de la libertad.

Un país que a pesar de su ideología goza del respeto del Vaticano, y tiene el cariño y la admiración de los pueblos que luchan por su independencia y sus derechos, restringidos por el dominio de gobernantes que siguen bajo la tutela de los “amos” del norte…

La carta de Fidel a su compañera de armas  contiene una promesa que se cumplió a lo largo de cincuenta años, ¿hay mayor prueba de consecuencia?

Lloramos porque Fidel Castro ha muerto. Pero él, por su clara inteligencia, su cultura, la profundidad de su pensamiento, la valiente decisión con que supo encarar todos los problemas, ya había entrado en la vida larga.

Anuncios

Publicado el diciembre 7, 2016 en Política y etiquetado en , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: