Dádiva de la naturaleza, poder lactar

 

Como cada año, entre el primero y el 7 de agosto en Cuba se desarrollará laSemana Mundial de la Lactancia Materna, con el propósito particular de incentivar que a los jóvenes de uno y otro sexo para la práctica de la lactancia materna, esencial para preservar la salud y la vida de los niños.

Según encuestas de indicadores múltiples, en Cuba solamente el 33 por ciento de los infantes reciben lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, obviamente índice bajo en relación con las necesidades y la promoción a las prácticas saludables que el país realiza a través de los medios de difusión y las propias instituciones médicas especializadas en atención pediátrica.

La evidencia científica ha demostrado la relación que existe entre la lactancia materna y el desarrollo cerebral del niño, sobre todo con la sustancia blanca, por la presencia de ácidos grasos polisaturados de cadena larga que contienen omega 3 y 6 y que intervienen de manera decisiva en este proceso, indican expertos.

La doctora Olga Lidia Revilla, especialista a cargo del componente educativo del programa materno infantil, ha declarado a la prensa  que Cuba cuenta  con nueve bancos de leche humana, y el próximo día 5 de agosto en el Hospital Gustavo Aldereguía Lima, de Cienfuegos, se inaugurará el número diez.

Responsabilidad de los padres

La decisión de lactar o no a los niños es responsabilidad de los padres, que deben saber las indiscutibles ventajas de la leche materna, los mitos sobre esa práctica natural y las precauciones que han de adoptar.

Prejuicios, verdades y falacias rondan el acto de alimentar a los bebés de la manera más natural que practican todos los mamíferos, porque el ser humano ha introducido variantes al margen de lo que dicta la naturaleza misma.

El tema ocupa a expertos y organizaciones de salud a escala mundial para divulgar ventajas nutricionales e inmunológicas de amamantar a los hijos, pero en la acera de enfrente los comerciantes pugnan por vender productos sustitutos sobre la base de convencer a las mamás de supuestos daños para sí mismas si dan el pecho a sus criaturas.

Conservar graciosamente  la figura  femenina y en particular del busto, elevado a categoría estética del atractivo sexual por fabricantes de papillas, estilistas y cirujanos plásticos, es alegación recurrente contra el amamantar,  todos ellos en función de obtener ganancias.

Aunque en Cuba esas acciones publicitarias se sufren menos, el entorno no está exento de prejuicios e influencias negativas.

Sin dejar de reconocer la importancia de algunos suplementos en casos específicos, es ciencia establecida que la leche humana constituye el alimento fundamental para los homínidos, y no existe ningún otro producto natural o comercialmente promovido que sustituya sus bondades cualitativas.

Expertos afirman que la leche materna se debe suministrar a los hijos desde que estos llegan al mundo.  El calostro, o primera leche, es esencial, pues transmite elementos inmunológicos que protegen contra variadas enfermedades.

La frecuencia de lactancia debe ser estable, porque la interrupción por más de 12 horas podría mermar el flujo del alimento en las glándulas mamarias, y en caso necesario la leche materna puede conservarse refrigerada por 48 horas.

Entre las muchas ventajas documentadas para la madre lactante, se conocen la reducción del riesgo de contraer diversas formas de cáncer, el reforzamiento de la relación sicológica con el hijo y la precoz recuperación del tamaño mamario.

Es recomendable tomar abundante líquido mientras la madre da el pecho al hijo y, de acuerdo con nutricionistas, forma parte de los mitos el creer que ingerir malta, cebada u otros cereales aumentan la cantidad de leche.

Una alimentación balanceada es esencial para la madre, y entre las recomendaciones más generalizadas están las de no consumir chocolate, café ni condimentos, mientras que a escala mundial está demostrada la alta nocividad del mal hábito de fumar para la mamá y su criatura.

Muchos medicamentos se transfieren a la leche materna, por lo que deben evitarse, y en todo caso consultar al médico, quien aconsejará específicamente.

La salud física y síquica, y el desarrollo biológico del hijo, siempre agradecerán haber recibido prolongadamente la insustituible leche materna.

Anuncios

Publicado el agosto 1, 2017 en Salud y etiquetado en . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: